Envío Gratis en compras mayores a $549

La Relación del Ejercicio con la Salud y la Longevidad

por Shaula Saldaña en October 29, 2021

LOS BENEFICIOS DEL EJERCICIO EN LA SALUD Y LONGEVIDAD

Hipócrates decía “Todas las partes del cuerpo, si se usan con moderación y se ejercitan en los trabajos, se vuelven saludables, bien desarrolladas y envejecen lentamente; pero si no se usan, se dejan inactivos, se vuelven propensos a enfermedades, con defectos de crecimiento y envejecen rápidamente ", y lo decía sin saber que en el siglo XXI existiría una abrumadora evidencia de que el ejercicio físico se asocia con un período de salud más prolongado y a un envejecimiento exitoso.

Te compartimos los beneficios y efectos más estudiados sobre lo que el ejercicio físico puede hacer en tu cuerpo. Si bien es cierto que existen varios tipos de ejercicio, lo importante es añadirlo y practicarlo independientemente si decides ir al gimnasio, salir a correr, hacer la rutina en casa, inscribirte a un club o ir a nadar.

El punto es que lo hagas si aún no lo practicas o que lo sigas haciendo, pero ahora con mucha conciencia. Esperemos que lo que vas a leer a continuación te motive, nada motiva más que la información adecuada.  

Consumo máximo de oxígeno

Sabías que entre más edad cumplimos el consumo de oxigeno disminuye en el cuerpo, sin embargo, practicar ejercicio regularmente permite mantener un consumo de oxigeno durante la vida adulta y en la tercera edad, incluso igual o mayor que una persona joven sedentaria.

Es decir, entre más consumo de oxígeno tenga el cuerpo mejor será la salud y menor las complicaciones crónicas que la edad puedan desencadenar. Como dato, el consumo de oxigeno está relacionado estrechamente con la salud y bienestar cardiovascular además de que es un predictor de mortalidad más poderoso.  

Salud mental

Así es, actualmente la ciencia y los médicos más actualizados saben que el ejercicio es el mejor antidepresivo, el más económico y sin efectos secundario en comparación a la mejor y más costosa pastilla.

La evidencia en las mejores revistas, bibliotecas y páginas de internet de divulgación científica están siendo saturadas sobre los efectos positivos, y no invasivos, que la práctica del ejercicio físico puede hacer por la depresión, la ansiedad, el estrés, las adicciones a las drogas, mejoras en la autoestima, función cognitiva, por situaciones como la esquizofrenia y en las enfermedades neurodegenerativas como Parkinson y Alzheimer.

Respecto a esto hay muchas teorías sobre el porqué el ejercicio ocasiona dichos efectos, una hipótesis es que incluyen la distracción, la autoeficacia, la mejora de los patrones del sueño y la interacción social.

De igual forma se propone que estas mejoras en el estado de ánimo son causadas por aumento inducido por ejercicio en la circulación sanguínea en el cerebro y por una influencia en la reactividad fisiológica al estrés.

Esta influencia fisiológica probablemente esté mediada por la comunicación en los sistemas que controlan la motivación y el estado de ánimo; los que genera miedo en respuesta al estrés; y por el sistema que juega un papel importante en la formación de la memoria, así como en el estado de ánimo y la motivación. 

Composición corporal

Como punto básico, la práctica de los diferentes tipos de ejercicio permite un disminución y control de peso, pérdida de masa grasa, grasa visceral y disminución en la circunferencia de cintura; así como una ganancia en las medidas de masa muscular.

La importancia de esto radica tanto en beneficios físicos y estéticos, así como un porcentaje mínimo de tener padecimiento y complicaciones durante el envejecimiento de la edad.

Sarcopenia y fuerza

La sarcopenia es una condición típica en el envejecimiento, la palabra significa carne pobre, lo cual la hace una situación trágica para el individuo. Con la fuerza ni se hable, los individuos que son sedentarios tiene poca fuerza durante su adultez y más aún durante los años posteriores.

La práctica de ejercicio durante gran parte de la vida permite un mejor tono muscular, un desarrollo de la fuerza y masa muscular. 

Previene enfermedades

Las enfermedades crónico metabólicas son enfermedades que no se pueden transmitir pero que paradójicamente se han multiplicado más que cualquier resfriado.

La implementación de ejercicio regular, de moderado a intenso permite tratar y prevenir afecciones como la obesidad, diabetes mellitus tipo 2, dislipidemias, tensión arterial elevada, distintos tipos de cáncer y las enfermedades relacionadas con el corazón.

De hecho, morir por todas las causas posibles por enfermedades disminuye con tan solo añadir ejercicio a nuestra rutina, nada mal. 

Salud ósea

Mucha gente afirma que si haces mucho ejercicio durante tu juventud seguramente vas tener problemas con tus huesos cuando estés viejo ¿Qué nos dice la evidencia?

Ahora se reconoce que los cambios estructurales en huesos, ligamentos y tendones se demuestran fácilmente en relación con una disminución en la actividad física en lugar de un aumento.

La inmovilización disminuirá notablemente el número y tamaño de las fibras de colágeno y cambiará negativamente. Por el contrario, las personas entrenadas tienen una mayor concentración de colágeno en ligamentos y tendones. La inactividad no solo afectará la fuerza de los músculos, los huesos y las articulaciones, sino que también disminuirá las fuerzas que transmiten los ligamentos y los tendones.

Por lo tanto, a partir de estos hechos, se sugiere que los médicos deben reevaluar constantemente la necesidad y la duración de la inmovilización prescrita de sus pacientes. 

La edad es solo un número

La edad cronológica es cuantos años tenemos en relación al tiempo, y la edad biológica implica muchos aspectos y factores intrínsecos y extrínsecos a la edad de la persona.

El ejercicio regular y con intensidad moderada-alta es beneficioso para poder llegar con una calidad de vida adecuada durante los 60, 70, 80 o incluso 90 años, y es algo que todos queremos.

Recordemos que todos conocemos a mucha gente de 60 años que se ven de 40 y muchos de 40 se ven de 60, y no sólo se nota por la cara; se percibe por su energía, por como maneja su cuerpo, la flacidez, la postura, la flexibilidad y equilibrio, así como su actitud ante la vida y los retos.

Si tan sólo los beneficios del ejercicio vinieran en una pastilla, seguro nos lo arrebataríamos de las manos, además de que podría ser aún más consumida que cualquier otra droga.

Por eso si aún no realizas nada de ejercicio, añadirlo a tus hábitos diarios sería una buena inversión tanto de tiempo y dinero. La ciencia tiene los fundamentos bien sentados sobre los efectos benéficos que puede hacer en el cuerpo, y seguramente en algunos años, si no es que ya existen, los mejores médicos y nutriólogos van a dosificar una buena cantidad de ejercicio como parte del tratamiento y prevención de varios problemas relacionados con la salud.

Recuerda que el nuevo atractivo es estar sanos y fuertes.