Envío Gratis en compras mayores a $549

Qué es el Estrés y Cómo Manejarlo

por Shaula Saldaña en November 05, 2021

¿QUÉ ES EL ESTRÉS?

El ritmo de vida tan acelerado que llevamos actualmente ha ocasionado que el estrés sea nuestro compañero constante en cada una de las actividades que realizamos cotidianamente, desde trabajar a deshoras, hasta tardar tiempos prolongados en trasladarnos de un lugar a otro a causa del tráfico.
El estrés es un estado de tensión física o emocional que surge a partir de situaciones o pensamientos amenazadores, frustrantes o desafiantes y si no aprendemos a controlarlo, puede ocasionarnos problemas de salud.
Seguramente, has notado que cuando se te presenta una situación desafiante en tu vida, tu respiración y corazón empiezan a acelerarse y tus músculos se tensan debido a que el cerebro utiliza más oxígeno e incrementa su velocidad. Los síntomas van de menos a más, hasta experimentar dolores de cabeza, insomnio, fatiga excesiva y malestares estomacales, entre otros síntomas.

¿Cómo manejar el estrés?

No siempre puedes evitar el estrés en tu vida.
La buena noticia es que puedes aprender a manejarlo mejor.
El primer paso es conocernos y prestar a atención a nuestros estados de ánimo y formas de comportamiento. ¿Ansiedad, falta de motivación, tristeza? Cada uno de los efectos comunes del estrés afectan tu cuerpo, pensamientos, sentimientos y comportamientos.
Hay estudios que demuestran que la actitud que tengamos sobre el estrés determinará si este tiene una influencia positiva o negativa, así que, ¡no te preocupes! Seguramente, si sueles estresarte es porque tus niveles de compromiso y responsabilidad son grandes.
Si puedes modificar tu actitud hacia el estrés y aprendes a reconocerlo, podrás desarrollar respuestas fisiológicas más saludables ante situaciones estresantes. Prevenir y controlar los niveles de estrés puede ayudar a evitar enfermedades del corazón, obesidad, presión arterial alta y depresión. Pero, ¿qué hacer para evitarlo?

El Ejercicio para reducir estrés

La mejor medicina para combatir el estrés, es la actividad física de manera regular.
El ejercicio nos ayuda a liberar la ansiedad y los pensamientos negativos que nos impiden fluir en nuestro día a día.
También se liberan sustancias químicas en nuestro cerebro que nos hacen experimentar sensaciones placenteras y nos ayudan a relajarnos.
Correr, andar en bicicleta, nadar o cualquier otro deporte, te ayudará a que los episodios de estrés duren menos

Sé organizado

Llevar una agenda para planificar todos tus pendientes y apegarte a ella, además de ayudarte a ser una persona más organizada, te hará sentir menos agobiado y propiciará que tu sobrecarga de actividades sea menor y que puedas gestionar los imprevistos con flexibilidad.
Si son muchas tus actividades, priorizarlas te será de gran utilidad para decidir por dónde empezar y darles un orden adecuado. 

Dedica tiempo a tus actividades favoritas

¿Qué es lo que más disfrutas hacer?
Destinar un tiempo para tus gustos y aficiones te dará un respiro para poder retomar con más energía tus actividades y obligaciones cotidianas y disminuir tus niveles de estrés.
Después de dedicarle tiempo a lo que te gusta, seguramente te sentirás de mejor humor y estarás más preparado para enfrentar cualquier situación inesperada que se te presente. 

Lleva una alimentación saludable

Los alimentos que consumes son determinantes para tu estado de ánimo y tus niveles de energía.
Lleva una dieta balanceada y no te saltes ninguna comida.
Come a tus horas y evita bebidas con cafeína o alcohol, ya que alteran tu sistema nervioso.

Dedica tiempo a dormir bien

Cada organismo es distinto y cada uno de nosotros requerimos más o menos horas para poder funcionar al cien; no obstante, descansar y destinar las horas necesarias para dormir es de gran importancia para afrontar mejor cualquier conflicto o situación amenazante.
Procura tener una hora específica para ir a dormir y descansar por lo menos siete horas. 

Técnicas de relajación para reducir el estrés

Realiza actividades como la relajación, meditación, mindfulnees o yoga, ya que ello te ayudará a neutralizar la activación fisiológica del organismo que produce estrés y te proporcionará mayor control de las emociones.

Apoyate de suplementos

Para controlar este mal del siglo XXI, también es recomendable usar diferentes suplementos alimenticios que contengan magnesio, vitamina B o L-teanina, entre otros elementos que te darán más energía.
Hazte amigo del estrés y aprender a reconocerlo para que puedas controlarlo, prevenirlo e incluso usarlo a tu favor. ¿Qué esperas para empezar?